Blogia
El alma al aire

TÚ VIVIRÁS

¡Estás muerto! Lo gritan al silencio tu cuerpo inmóvil,
en negro traje envuelto sobre la tela blanca,
tu cara como cera, tus manos enlazadas.
¡Muerto! Lo pregonan el llanto de mi madre
y la angustia que atenaza mis entrañas.
¡Muerto! Lo aseguran los abrazos de la gente,
los labios musitando una plegaria.
Mas...¡No! ¡Que se equivocan!
¡Se equivoca tu cuerpo!
¡Se equivocan tus manos y tu cara!
¡Se equivoca la gente!
¡Se equivocan mi madre y mis entrañas!
Porque sembraste la semilla de mi vida
en el oscuro surco, recio y fértil.
Porque me recibiste gozoso entre tus brazos
el día que escapé del tibio vientre.
Porque reíste mis alegres balbuceos
y acompañaste mis primeros pasos torpes.
Porque tus manos empuñaron firmes la herramienta para espantar de nuestra casa el hambre.
Porque sentiste orgullo de mis logros de niña y de mujer.
Porque no pusiste trabas a mi vuelo cuando dejé tu nido en busca de otro nido
Porque los hijos de mi sangre, que es tu sangre,
al correr de los años tu alegría han sido.
Porque no sucumbiste a la ambición y llevaste la verdad como bandera.
Porque me amaste y yo te amé.
Por tantas, tantas cosas... hoy el viento hasta la cumbre inaccesible de los cielos
hará llegar los ecos de mi grito:
¿Quién dice que estás muerto?
¡Se equivoca!
¡Mientras yo viva, padre, estarás vivo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Corazòn... -

Maravilloso..plas...plas.
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres