Blogia
El alma al aire

Una tarde de marzo

¿Qué podré decir de ti que no se torne plagio al pasar por mi boca?
¡Quién tuviera el verso de cristal del dueño de Platero o la palabra honda del poeta andaluz en tierra castellana para saber cantar tus glorias!
Marcho por el camino solitario y duro, cien veces recorrido;
la tarde es fría, gris y borrascosa.
El viento norte trae al valle aromas de nieve y de montaña,
me abraza firmemente por el talle, abofetea sin piedad mi cara,
pone música en el bardo de la huerta, hace sonar las hojas secas de las cañas.
Y en la brizna de hierba del borde del camino que estrena el verde de la nueva savia,
en las flores del chopo del pequeño altozano que enmascaran el nido de la urraca,
en el temblor del arbolillo rosa que crece desgarbado y solo en el ribazo,
en el canto bullicioso de los pájaros que aletean inquietos por las zarzas,
en un no sé yo qué de calor y de alegría que ha brotado del frío de la pena que me atenaza el alma...he encontrado las huellas de tus pasos, primavera.
En esta tarde fría, desde el camino solitario, te saludo: ¡Bienvenida seas!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Raquel -

Prelistada en el directorio de Bitacoras.com

Puedes añadir una descripción haciendo click en "Añadir bitácora".

Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres