Blogia
El alma al aire

La noche

Hace mucho frío. Ha oscurecido ya. Sentados en nuestros pequeños bancos de madera, junto a la lumbre, contemplamos silenciosos las blancas espirales del humo que se escapa de los troncos. El cierzo produce ruidos misteriosos en la negra chimenea. Algunas veces suena tan fuerte que casi nos da miedo. El humo revoca y nos envuelve. Madre nos ha leído varias veces los cuentos de Alí Babá, Pulgarcito y Blancanieves que nos trajo la Feli al volver de Salamanca. También hemos jugado a la raposa. Padre no ha llegado todavía. ¡Cuánto tarda! Las brasas de la lumbre van perdiendo su brillo lentamente. Un golpe de viento ha penetrado en la cocina y siento un escalofrío en las espaldas. El Daniel remueve el rescoldo con la badileta y la María echa una hoja de papel. Mientras se quema cantamos a coro: ¡Un rinconcito pa San Andrés! ¡Un rinconcito pa San Andrés!
Cuando el papel termina de arder, la María lo saca con las tenazas y miramos si ha quedado un rinconcito sin quemar. El rinconcito de San Andrés. Yo me enfado porque no me han dejado sacar el papel de la lumbre, y porque tengo sueño, y porque me pican los sabañones. Me rasco. Me rasco. Cada vez me pican más. Me quito los calcetines y pongo los pies en el suelo para que se me enfríen y dejen de picarme. Madre me riñe. Empujo al Daniel porque se mete conmigo y lloro. La María busca otro trozo de papel y me lo da.
- Vamos a jugar a la madre abadesa- me dice.
Yo dejo de llorar, pongo el papel sobre las brasas y, cuando está encendido, lo dejo en la ceniza. Mientras se quema, pequeñas luces como hormigas rojas se mueven sobre el papel y desaparecen.
-¡Todas las monjas se van a acostar y la madre abadesa se queda a cerrar! ¡Todas las monjas se van a acostar y la madre abadesa se queda a cerrar! – cantamos, hasta que en el papel, ya negro, queda una sola chispita de luz. ¡La madre abadesa!
No puedo más. ¡Cuánto me pesan los ojos! El viento suena cada vez más lejos y la lumbre se esconde tras la niebla. Madre me coge en brazos y me lleva a la cama.
-¡Un rin…con…ci…to pa San An…drés. Un rin…con…ci…tooo…!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Corazòn... -

Holas Toria:

Sabes que le he dicho q todo lo q escribe me encanta!!! y podria comentar uno a uno..pero me conformo con dejarle un saludo, y decirle q escribe usted delicioso!!! Saludos desde Mèxico.

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres