Blogia
El alma al aire

El cabritillo

-¡Madre! ¡Madre! ¡Viene el Justo! ¡Ha parido la cabra Roya!
Es el Daniel que grita desde la puerta. La María y yo salimos corriendo hasta la calle. Ya llega el cabrero. Lleva dos cabritillos metidos en la alforja. Dos cabras lo siguen balando. El Justo entrega a madre un cabritillo royo. La cabra se acerca y lo huele tiernamente. ¡Qué hermoso es! Todavía trae la piel humedecida porque acaba de nacer. Sus patas, delgadas y torpes, apenas lo sostienen sobre el suelo. Cojo al cabritillo entre mis brazos y pongo mi cara junto a la suya. Lo acuno suavemente. Beso la estrella blanca de su frente. Madre lo pone a mamar y él lo hace torpemente, meneando su rabo y achuchando con sus patas vacilantes. Cuando ha terminado de mamar, madre ordeña a la Roya. Mañana nos hará una fuente de calostros. ¡Qué ricos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

_Mary_ -

Toria:
Nada que agradecer, escribes muy ameno y de lo cotidiano, que por la realización de otras actividades ya se nos olvidan esos pequeños detalles.
Estoy intentado escribir algo de mi México, colocar algo de los poetas y en general un poco de todo.
Te escribo la dirección de mi blog, por si no puedes enlazar desde aqui ó la págian de Corita.
http://blogia.com/_mary_
Visítame en un tiempito que tengas, me agradará mucho tu visita.
Saludos desde México.

Toria -

Gracias Mary, eres muy amable. ¿Qué hay de tu blog? No puedo entrar. Lo he intentado a través de los enlaces de Corazón y tampoco he podido hacerlo. Un saludo Toria

_Mary_ -

Toria:
Un enorme gusto leerte, me agrada mucho la amenidad con que escribes y describes hechos tan comunes, que por la realización de otras actividades ya no miramos, ya no observamos sobre todo quienes vivimos en espacios de concreto y asfalto.
Me ha encantado "Cinco minutos"
Un saludo desde México.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres