Blogia
El alma al aire

Esa otra soledad

Esa otra soledad Soledad: Carencia de compañía; estado o circunstancia de estar solo...
Así está definida esta palabra en el tomo número 18 de la Enciclopedia Larousse que ocupa una de las estanterías de mi cuarto de estar.
Hay al menos dos clases de soledad. Está la soledad apetecible. Aquella que se busca de forma voluntaria con el fin de encontrar un espacio y un tiempo para la reflexión personal. Una especie de remanso para poder disfrutar de las propias aficiones o para encontrarse a sí mismo. La senda por la que se adentra todo aquel que se afana en descubrir la belleza del jardín interior. Y está la otra, ¡tan terrible! Esa soledad forzosa que arrastran muchos seres humanos, sobre todo en las grandes ciudades.
Esta semana ha aparecido publicada en la prensa esta noticia: “Un hombre ha permanecido muerto en su casa durante cuatro años” ¡Nadie pareció echarlo de menos en todo ese tiempo! ¿Dónde estaba su familia? ¿No tenía ni un solo amigo? ¡Qué triste ha de resultar pasar por la vida sin gozar del amor y la amistad! ¿Puede una persona sobrevivir sin ellos? Es muy posible que ese hombre no muriese de enfermedad, sino de falta de amor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

ANTONIO -

una amiga me dijo, que pobre era, ya que supo que no tenia novia, y le respondi que no vivia una soledad forzada sino voluntaria, creen que hice bien, esperare sus consejos

Anónimo -

La soledad apetecible, todos la necesitamos en algunos momentos de nuestra vida. Pero que triste es esa soledad forzosa...
Yo doy gracias por tener una familia que me quiere, me escucha, me comprende, me respeta y me aguanta.
MI familia es lo más grande.

Corazón... -

Hola Toria :)

Cierto que triste debe ser estar solo para toda la vida, creo no se podría vivir, pues todos necesitamos de todos :)
Un buen texto con reflexión...

Un beso y que tenga una feliz semana :)

Saludos!

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres