Blogia
El alma al aire

La bondad del corazón

La bondad del corazón ¿Habéis visto alguna vez un ruiseñor? Nada en su aspecto físico llama la atención. La naturaleza no lo dotó de un colorido brillante ni del aspecto majestuoso de otras aves. Sólo parece un pájaro más. Menudo, de color pardo, tímido y melancólico, procura pasar desapercibido en lo más oculto de la maleza. Pero en la primavera, cuando la sangre le bulle en el interior y el instinto le urge a perpetuar la especie, este pequeño pájaro convierte las noches de mayo en una borrachera de dulces arpegios.
En cierta ocasión hace ya bastantes años, mientras velábamos la agonía de mi suegro en su lecho familiar, con los balcones abiertos a la noche, en esas largas horas de vigilia, la huerta cercana se convirtió en un inmenso órgano. Incontables gargantas lanzando al aire sus hermosos trinos hasta el amanecer. No he podido olvidarlo. Año tras año, al llegar estas fechas me vuelve el recuerdo y la nostalgia.
También hay personas parecidas al ruiseñor. Personas sencillas y afables, personas que no intentan llamar la atención. Pero si un día tienes la suerte de pasar a su lado pronto descubrirás que brota de su corazón una hermosa melodía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Toria -

Saludos para mis amigas, Mary y Corazón. Gracias por vuestras palabras.

Anónimo -

White
¿Cómo estás? he hecho una rápida visita a tu blog. Escribes con mucho sentimiento y mucha sinceridad. Un saludo amiga.

Toria -

Tienes razón, IdeasHay muchas cosas sencillas, que proporcionan un gran gozo. Gracias por tu visita.

_Mary_ -

¡¡Toria!!
Un gusto leerte, aunque no habìa tenido oportunidad de venir hace ya muchos dìas. He tendo problemas con mi pc y la pàgina de Blogia abre con mucha lentitud o no me permite dejar comentario. ¡¡Hoy estoy de suerte!!, no ha habido problemas para abrir los espacio de los amigos y he dejado varios comentarios en ellos, no sè si atinados pero si con deseos de manifestarme.
Hay veces que pasamos de largo sin escuchar las palabras de gente que por su condiciòn fìsica o econòmica, creemos que no son importantes... pero que grandes lecciones dan estas personas de apariencia parda y gris como los ruiseñores.
Saludos desde Mèxico, muchas gracias por visitar mi espacio que es tuyo tambièn.

Corazón... -

Hola Toria :)

Es que la felicidad y maravilla de la vida está precisamente en las cosas sencillas, en aquéllas que sólo basta abrir los sentidos para poder percibirlas y disfrutar de ellas :)

Aún quedan muchas personas así como ruiseñores que nos trasmiten amistad y alegría :)

Usted para mi, ha sido una de ellas. Me alegra haber encontrado su amistad virtual :) Un abrazo y besos!

Buen día!

;o)

white -

Me gustan las cosas sencillas de la vida, disfrutar de buenos amigos, una conversación sin prisas y gente-ruiseñor.

ideas -

Las cosas sencillas suelen pasar desapercibidas.. pero son grandes tesoros para los que saben apreciarlos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres