Blogia
El alma al aire

Día 1 de septiembre

Día 1 de septiembre Este primero de septiembre es para mí muy especial. A efectos administrativos hoy es mi primer día como funcionaria jubilada. Y esta nueva situación me permite experimentar sensaciones no vividas hasta ahora. Por primera vez a lo largo de mis cuarenta años de profesión, el 1 de septiembre es sólo un día cualquiera, como lo fue el de ayer, como espero que lo será mañana. Un día para vivirlo sin prisas ni estrés, para dejar pasar las horas con el reloj durmiendo en un cajón. Y como cada día, hoy me he levantado temprano para hacer el recorrido cotidiano con la mañana recién estrenada. Yako y yo por los caminos solitarios, viendo despertarse al sol. Contemplando desde lo alto el pueblo blanco y dormido. Tomando las dulces moras que se ofrecen a nuestro paso. Adivinando apenas a los esquivos corzos que huyen veloces al advertir nuestra presencia. Respirando el aire, tan perfumado y limpio. Escuchando el canto a la vida que brota de cada rincón. Y a la vuelta, el desayuno reposado, en compañía del hombre que quiero, el que necesita toda mi ayuda y mi apoyo. Y hacer las tareas de la casa, sin agobios, porque ya se hará mañana lo que no se hace hoy. Y disfrutar de una buena zarzuela. Y escribir. Y leer. Y pasear con la gente por la carretera cuando caiga la tarde. Y salir tras la cena a la calle para disfrutar de un buen rato de fresca, con partida de guiñote incluida. Sin prisas una vez más. La experiencia y los años me enseñaron que el camino de la felicidad pasa por no dejarse atrapar por los deseos de cosas que no están a nuestro alcance. Yo trato de aplicar en mi vida esa lección. Alguien me dijo que sentiré nostalgia por mi trabajo en la escuela. No lo creo. Para mí es una etapa acabada. Ha llegado la hora del relevo, de que otra persona coja el testigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Corazón... -

Hola amiga :)

Vaya nada más de leer lo bien que pasas el tiempo ahora que ya no tienes que ir a dar clases hasta se me antoja igual :))
Todas las etapas de la vida son maravillosas, solo hay que saber disfrutarlas y vivirlas.

Un abrazo y saludos!

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres